Seguidores

domingo, 29 de abril de 2012

Diario de a bordo presentación

El mundo es un cuenco donde se convergen millones y millones de pequeñas velas anónimas, las personas, gente que se cruza como los coches en una autopista, pasan al lado nuestra como estrellas fugaces y cuando llegan a su destino revientan en una explosión de sentimientos. Me he dado cuenta de que cada lucecita, cada sombra, cada todo, tiene un significado, una finalidad, y no tiene que pasar desapercibida, cierto es que hay gente famosa, pero no significa que sea más grande, ni con más jugo que una persona que, por ejemplo no sale por la tele, rádio, ni en ningún medio de comunicación. Me refiero a pequeños héroes que, aunque desapercibidos salvan día a día el mundo y aún así nunca reciben las "condecoraciones" que se merecen, hay personajes que, simplemente se llenan de la sabiduría de los demás y otras que, al contrario, intentan encontrar un camino por el que seguir aunque el mundo lo haya molido a palos. No es que sea mi historia, pero este es mi punto de vista, la vida, desde hace una temporada, pongamos unos cinco meses, incluso me atrevería a decir más, no ha parado de darme golpes y lo único que puedo hacer es escribir este pequeño diario en forma de notas, para que otras personas, héroes y pequeñas luces que aún no han brillado como toca, se den cuenta de que los problemas nunca vienen solos. ¿Por qué hago esto? Porque mi mundo se está reconstruyendo gracias a que escribo, gracias por el apoyo de demás personas, que para mí repito son héroes anónimos. Esto que os contaré a continuación no es un drama, si no que es un punto de vista distinto, no intenta ser una obra de ficción, si no que, al contrario es una historia que está pasando de verdad y gracias a ese anonimato que pasamos, gracias a todo el mundo que nos rodea, que no es para nada pequeño, me doy cuenta de que Internet es, y sigue siendo una herramienta bastante efectiva a la hora de correr la voz, estas notas que iré poniendo, serán mi diario de a bordo para la gente que quiera navegar por el ciberespacio. Para nada quiero que esto sea un mundo hueco, porque no quiero que mis sentimientos vayan dando vueltas por un mundo vacío. Mi nombre es Lan, y esta es mi historia y la de mi pareja, así os la cuento desde un punto de vista del que sí se puede saber.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada